viernes, 21 de octubre de 2016

USA Hillary, contra el Papa (II): el lobby demócrata promociona a la mayor abortera del mundo, Planned Parenthood… y ésta les financia

Hillary, contra el Papa (II): el lobby demócrata promociona a la mayor abortera del mundo, Planned Parenthood… y ésta les financia


FUENTE http://www.hispanidad.com/hillary-contra-el-papa-ii-el-lobby-democrata-promociona-a-la-mayor-abortera-del-mundo-planned-parenthood-y-esta-les-financia.html
Hillary, contra el Papa (II): el lobby demócrata promociona a la mayor abortera del mundo, Planned Parenthood… y ésta les financia
  • Alucinante: Catholics for Choice (CFC) señala que su trabajo “ejemplifica la tradición de justicia social católica”.
  • O sea, que el aborto representa el acabose del espíritu católico.
  • Lo cierto es que Planned es una multinacional que hace negocio vendiendo partes de los fetos abortados.
  • Está muy ligado al Partido Demócrata y es uno de los financiadores de la campaña de Hillary: 50 millones de dólares, que se sepa.
  • Tanto CFC como la candidata del NOM defienden el aborto como derecho. ¡Toma ya!
Faltan apenas 20 días para las elecciones en EEUU, donde Hillary Clinton (en la imagen junto a la presidenta de Planned Parethood, Cecile Richards) tiene todas las papeletas para hacerse con la victoria. La candidata demócrata es la preferida del Nuevo Orden Mundial (NOM) y defiende el derecho al aborto, por tanto, está contra el Papa. Derecho que también respalda Catholics for Choice (CFC), un lobby demócrata que además aplaude a la mayor abortera del mundo, Planned Parenthood.
Un poco de contexto para que no se pierdan. El NOM busca crear una religión mundial dócil y plegada a sus intereses (aborto, eutanasia, ideología de género, liberalización sexual…). Por tanto, sí hay conspiración, como afirma el padre Santiago Martín, y ataques para dividir a los católicos, como la creación del lobby norteamericano Cristianos en Alianza por el Bien Común (GCAC).
Volvamos a CFC. Según su web, es un grupo de presión fundado en 1973 “para servir de voz a los católicos que creen que la tradición católica apoya el derecho moral y legal de las mujeres a seguir su conciencia en asuntos de sexualidad y salud reproductiva”. Como saben, estos dos términos no son más que eufemismos para hablar del aborto. O sea, que CFC defiende el derecho de las mujeres a decidir en el aborto, al igual que hace Hillary y el NOM.
Claro que Catholics for Choice ha ido mucho más allá y ha señalado hace tres días en su Twitter que el trabajo de Planned Parenthood “ejemplifica la tradición de justicia social católica”. Pero nada más lejos de la realidad: es una multinacional que vende partes (tejidos y órganos) de fetos abortados. Ese es su verdadero y turbio negocio, como pudimos ver en una serie de videos en el verano de 2015.
Planned Parenthood está estrechamente ligada al Partido Demócrata, en el que ha invertido cientos de millones. Además, es uno de los financiadores de la campaña de Hillary: por ahora, ya han aportado 50 millones de dólares, que se sepa.
El pasado enero, la multinacional que gana millones con el nuevo Auschwitz (fetos a la carta)inyectó 20 millones de dólares, según publicó The New York Times. Hillary se sintió “honrada” con dicho respaldo y añadió que como presidenta (seis meses antes de ser nombrada candidata del Partido Demócrata, se veía así) iba a “defenderse contra los ataques a la salud reproductiva y a proteger el acceso a los métodos anticonceptivos asequibles y el aborto seguro y legal en todo el país”. Y se refirió a los vídeos publicados como un “ataque coordinado” contra “el derecho de la mujer a elegir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada