miércoles, 2 de noviembre de 2016

Arcópoli alardea de la persecución contra el ‘Juan Pablo II’ apoyándose en la ley LGTBI de Cifuentes

Arcópoli alardea de la persecución contra el ‘Juan Pablo II’ apoyándose en la ley LGTBI de Cifuentes

La asociación de gays y lesbianas presume de los "logros" conseguidos por la ley Cifuentes y, a la vez, deja en evidencia a la presidenta madrileña que negaba que se fuera a hacer adoctrinamiento LGTB en las aulas. Arcopoli demuestra que se sí se va a adoctrinar.
 


Fiesta del Orgullo Gay en Madrid / EFE
Arcópoli presume de los ‘logros’ conseguidos gracias a la ley LGTBI de Cristina Cifuentes. Pero ¿cuáles son esos logros?
Según la asociación LGTB de Madrid, las medallas que puede colgarse son dos. Por un lado, la denuncia ante la Comunidad de Madrid de la página de la ‘coach’ Elena Lorenzo, que ofrecía ayuda a personas que tienen atracción no deseada hacia personas del mismo sexo.

Recibe el Brief de Actuall en tu email

Y por otro lado, la petición para que se investigue al director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón por la carta que envió a los alumnos y sus familias en la que defendía el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos y criticaba que se imponga la ideología de género en los colegios.
Así consta en la nota de prensa que acompaña a la iniciativa Conoce tu ley, descubre tus derechos” con la que pretenden hacer llegar estos derechos e instruir a todo el colectivo, para que sepan “utilizarlos y así exigir que se acabe con la histórica discriminación que hemos sufrido y con los tabúes implícitos en la sociedad”.
Arcópoli manda una advertencia a las instituciones: “se avisa a los Ayuntamientos de que han de cumplir las obligaciones impuestas en la ley”.
La asociación LGTBI madrileña la ha enviado a los 179 Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, a las Universidades Públicas, Policía Nacional, Fiscalía de Delitos de Odio, Guardia Civil y a la Comunidad de Madrid, para que lo difunda más activamente.
En la nota de prensa que lo acompaña, el coordinador de Arcópoli, Yago Blando insta a que la Administración se considere una aliada, para que “se dé el claro mensaje de tolerancia 0 a la discriminación por ser LGTB y, por supuesto, que no hay arbitrariedad en la aplicación de las leyes”.
Desde la asociación esperan no sólo que difundan la ideología gay sino mandan una advertencia a las instituciones: “se avisa a los Ayuntamientos de que han de cumplir las obligaciones impuestas en la ley”.

Dejan a Cifuentes en evidencia

En el documento que aporta la asociación LGTBI se desmontan los argumentos que ofreció la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes a los 15 días de la aprobación de dicha ley para justificar que no se trata de un texto anticonstitucional y que no atropella las libertades y derechos fundamentales de los ciudadanos.
Cristina Cifuentes, delante de una imagen que muestra los colores LGTB
Cristina Cifuentes, delante de una imagen que muestra los colores LGTB
Cifuentes aseguró que no se va a imponer un modelo educativo en los colegios, basado en la ideología de género, ni que los centros se van a convertir en lugares de adoctrinamiento.
Sin embargo, desde Arcópoli aseguran que se “incluirá la realidad LGTBI en los planes de estudio, se formará al profesorado en materia y sensibilidad LGTBI y se promoverá el respeto hacia el colectivo, de manera obligatoria”. 
Actuall ya lo puso de manifiesto, en un argumentario en el que desmontaba las falsedades de la presidenta madrileña respecto a la ley. Pero ahora se trata de la propia asociación LGTBI la que deja en evidencia a Cristina Cifuentes. 
El acusado de discriminar a otros por orientación sexual, identidad o expresión de género tendrá que presentar las pruebas que demuestren su inocencia
El lobby también desglosa en el documento las infracciones “específicamente perseguidas” y que podrán denunciar, así como las sanciones que deberán imponerse por ello. Unasmultas que abarcan desde los 200 hasta los 45.000 euros en los casos más graves.
La inversión de la carga de la prueba existe y con ello, desaparece la presunción de inocencia. El acusado de discriminar a otros por orientación sexual, identidad o expresión de género tendrá que presentar las pruebas que demuestren su inocencia, según se asegura en el texto de Arcópoli. 
Lo mismo ocurre con la libertad de expresión. En el texto se detalla que se podrá denunciar todo aquel comentario, contenido o conducta que ofenda al colectivo, ya sea en los medios de comunicación o en lugares públicos.
También te puede interesar:

Desmontamos las falsedades con las que Cifuentes justifica la ley LGTB http://www.actuall.com/familia/desmontamos-las-falsedades-las-cifuentes-justifica-la-ley-lgtb/ 
FUENTE http://www.actuall.com/familia/arcopoli-alardea-de-las-denuncias-a-elena-lorenzo-y-al-colegio-de-alcorcon-respaldandose-en-ley-lgtbi-de-cifuentes/ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada