sábado, 5 de noviembre de 2016

PINTAN A UN HEROE NACIONAL COMO GAY Y NADIE LAS DICE NADA. LES TEATRALIZAN A SU "HEROINA" COMO HETEROSEXUAL Y PONEN EL GRITO AL CIELO. Stéphanie di Giusto, directora de ‘La bailarina’, defiende su versión de la historia de Loïe Fuller


Stéphanie di Giusto, directora de ‘La bailarina’, defiende su versión de la historia de Loïe Fuller

 

La bailarina, nombre que se ha dado en España a La danseuse, es la última obra de Stéphanie di Giusto, una obra que ha venido con polémica incorporada desde el mismo día de su estreno en Francia. En tierras galas, los medios la tacharon de “revisionista” y “lesbófoba”, y algunas lindezas más. ¿Por qué? Porque el film omite un dato más que relevante, que Loïe era lesbiana, y además le inventa un novio que jamás existió.
Stéphanie justificó en su momento la inclusión de este personaje masculino sacado de la manga porque “sentía la necesidad de una presencia masculina en este film poblado de mujeres”. Ahora, con motivo de su estreno en España, la directora ha concedido una entrevista a Shangay en la que se reafirma en su versión de la historia.
NO HE QUERIDO HACER UN BIOPIC CLÁSICO PUESTO QUE LOÏE FULLER NO ES UNA PERSONA CLÁSICA. SI HUBIERA QUERIDO HACER UN BIOPIC CLÁSICO HABRÍA UTILIZADO, POR EJEMPLO, EL HECHO DE QUE CONOCIÓ A EDISON, CON EL QUE COMPARTIÓ INVESTIGACIONES SOBRE LA ELECTRICIDAD
Los biopics se denominan así porque trasladan las vidas de los personajes que retratan a la gran pantalla. Desde el mismo momento en que hay datos falsos, inventados, puestos por otras razones que no sean la de contar una trayectoria vital, eso no es un biopic, ni siquiera uno no-clásico. Es otra cosa. No es la primera vez que un biopic deja a un lado relaciones homosexuales de sus protagonistas, pero nos parece que inventarle una relación que jamás existió es otro nivel. Es como si en Ali le hubiesen inventado un novio al boxeador, o en The Iron Lady Margaret Tatcher hubiera tenido un lío con su secretaria. Cosas que no pasaron, y que no es necesario incluir en una biografía de un personaje tan potente como lo era Fuller. Pero las declaraciones no acaban aquí.
SHANGAY : HA HABIDO CIERTA POLÉMICA POR QUE HAS CONVERTIDO LA RELACIÓN ENTRE FULLER Y SU ASISTENTA MÉLANIE THIERRY EN ALGO SUTIL EN LA PELÍCULA, CUANDO EN LA VIDA REAL FUE ALGO MUY ABIERTA. ¿POR QUÉ DECIDISTE RETRATARLA ASÍ?
STÉPHANIE DI GIUSTO : LA RELACIÓN ESTÁ AHÍ, NO NIEGO LA HOMOSEXUALIDAD DE LOÏE FULLER. CREO QUE LOS MIEMBROS DEL COLECTIVO LGTB QUE HAN ATACADO A MI PELÍCULA ES PORQUE CONSIDERAN QUE LOÏE FULLER FUE UNA MILITANTE HOMOSEXUAL, Y NO LO ERA. LA ÉPOCA DE 1900 ERA PARTICULARMENTE LIBRE, SOBRE TODO EN ESTOS MUNDOS ARTÍSTICOS. SU HOMOSEXUALIDAD NO TENÍA NINGUNA RELEVANCIA EN SU AUTOBIOGRAFÍA, NI SIQUIERA HABLA DE ELLA. Y EN CUANTO A SU RELACIÓN CON GABRIELLE (MÉLANIE THIERRY), LO QUE QUISE FUE MOSTRAR UN RETRATO DE FAMILIA EN EL QUE REFLEJARLA DE MANERA SUTIL, PORQUE EL ARTE ERA LO PRIMERO.
Para cerciorarnos de que lo que contaba la directora era cierto, hemos hablado con Alicia Rocafull, de La Oveja Rosa, quien nos ha confirmado que negar, no niega la relación, pero es que no la muestra: “Es todo subtexto. El sexo que muestran es con un hombre, y con la que se sabe que fue su pareja, nada de nada. Miraditas y como si fueran amigas. No es un biopic, es una falacia”. En su reseña de la película podéis encontrar más puntos interesantes.
loie-fuller_0001_layer-6Cuando Di Giusto dice que Fuller no era una militante homosexual (vamos a pensar que quiere decir activista y no militante, porque militar, militaba en sus amores con otras mujeres), tiene razón. Pero lo que se le escapa a la directora es que el movimiento por los derechos de las personas LGBT ni estaba ni se le esperaba en el siglo XIX. Obviamente la bailarina no iba con una pancarta a los ensayos del ballet ni pedía el matrimonio igualitario, señora. Pero desde luego era una mujer libre que mantuvo relaciones sentimentales con otras mujeres, en plural, y con una de ellas, con Gab, estuvo más de treinta años.
En la biografía que de ella escribió el crítico de arte Giovanni Lista (no en su autobiografía, porque no está basada en ella la película) puede que no se mencione explicitamente que era lesbiana, pero según la directora sí se habla de Gab. Entonces, dejarla fuera corresponde únicamente al deseo expreso de la directora. Si lo que quería era mostrar su trabajo como bailarina y coreógrafa, por encima de sus relaciones personales, no entendemos la inclusión de una pareja que no existió. Lo demás, excusas.
Si queréis is a ver la cinta y sacar vuestras propias conclusiones, se estrena hoy en cines de toda España.
fuente http://hayunalesbianaenmisopa.com/2016/11/04/stephanie-di-giusto-directora-la-bailarina-defiende-version-la-historia-loie-fuller/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada